skip to Main Content

O tempora, o mores está formada por dos grandes bloques, Héroes y monstruos y Amor profano. En esta serie, rescato del pasado efigies de personajes extraídos de las mitologías griega y romana que han sido rivales entre sí en el amor y en la guerra: Perseo y Medusa, Teseo y el Minotauro, o Apolo y Dafne, entre otros. Represento obras que, desde la antigüedad clásica hasta finales del siglo diecinueve, han ilustrado el enfrentamiento entre estas parejas.

En ellas limito a uno de los dos personajes lo inmediatamente reconocible, pero es tapado en parte por la imagen deformada, que cubre y descubre, y funciona en principio como una abstracción en la que algo, que no sabes qué es, te dice que algo extraño sucede. Lo que el espectador puede intuir primero y descubrir con su desplazamiento es que la deformación no es otra cosa que la representación del segundo personaje.

Al usar la anamorfosis como medio de distorsión, pretendo convertir el cuadro en un objeto que, como una escultura, debe observarse desde más de un punto de vista que no es únicamente frontal: esto es, desde el margen del cuadro, donde una parte de la imagen pierde su deformación y es legible. El cuadro deja de ser únicamente una superficie de dos dimensiones al incorporar un área externa a él que implica la tercera dimensión.

El marco circular evoca el tondo italiano renacentista, y el uso del contraste de un negro profundo y mate para el fondo hace que las figuras parezcan emerger de agujeros oscuros de vacío, bien actuando como hornacinas, bien como peepholes de voyeur, transportando la imagen al contexto contemporáneo. Si bien los lienzos son cuadrados, el blanco que rodea los marcos negros sugiere la continuidad del cuadro con el muro del cubo blanco.

O tempora, o mores, 2015

Back To Top